martes, 10 de junio de 2014

BOLLO PREÑAO #parallevarTS



Llega el buen tiempo y este mes, en la Cocina Typical Spanish recopilamos esas recetas perfectas para llevar.  A una excursión, al monte, a la playa, cualquier disculpa es buena para preparar la cesta y llevarnos la comida.


¿Cuál es la opción más sencilla en esos casos? Sin duda, el bocadillo, por eso mi propuesta es la versión más asturiana del popular bocata: el bollo preñao, o lo que es lo mismo, pan casero y chorizo tierno.


Precisamente hoy, en Oviedo se celebra el martes de campo. Una fiesta local en la que es tradición salir a comer el bollo preñao en los parques y praos de la ciudad.
Los orígenes de esta fiesta se remontan al año 1232, cuando Doña Velasquita Giraldez donó sus bienes a la Cofradía de los alfayates (sastres) y a los vecinos y hombres buenos de Oviedo para distribuir entre las personas más desfavorecidas de la ciudad. Una vez al año, tras la procesión de Nuestra Señora de la Esperanza, se repartía a los cofrades el almuerzo, que consistía en "media libra de pan de fisga, un torrezno y medio cuartillo de vino pasado el monte". Con los años, ese almuerzo ha evolucionado hasta el tradicional reparto del bollo preñao y la botella de vino blanco.

Resumida la historia, vamos con la receta:

500 g de harina fuerte
150 g de agua
150 g de leche
15 g de levadura
10 g de sal
200 g de mantequilla
chorizo
panceta

Amasamos la harina con el agua, la leche y la sal. Añadimos la levadura desmenuzada y seguimos amasando hasta que la masa forme velo.
Tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que doble su volumen. Cortamos la masa en porciones de unos 100 gramos. Desgasificamos cada una, aplastándola bien con la mano. Cortamos la mantequilla en láminas finas y cubrimos cada porción de masa. Para formar los bollos, tenemos dos opciones: la primera, colocar directamente un trozo de chorizo y envolver con la masa de pan. La segunda, que es la que yo he hecho en este caso, es hacerlo enrollado. Para ello, encima de la mantequilla, colocamos unas lonchas finas de panceta y el chorizo desmenuzado. Enrollamos y damos forma alargada, haciendo rodar la pieza con las manos.
Colocamos en la bandeja de horno, forrada con papel y dejamos reposar media hora más o menos.
Metemos al horno a 200ºC . El tiempo de cocción dependerá de cada horno.
Dejadlos enfriar un poco y ya estarán listos para comer.
Ya sé que son una bomba calórica, pero si nos los llevamos de excursión, una buena caminata, compensará el exceso de calorías. Así que no hay disculpa para disfrutar del bollo preñao.

¡Buen martes de campo a todos los ovetenses y asturianos! Y a todos los demás, os invito a probar este trocito de tradición asturiana. En este caso, con un culín de sidra.
 

Y para descubrir más recetas para llevar, no os perdáis el recopilatorio. Pinchad AQUÍ




3 comentarios:

  1. Cuantas buenas ideas estamos descubriendo!! Que rica la gastronomía asturiana, tengo que probarlo. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  2. Es que aquí en Asturias, esta es la típica, típica para llevar. Todos a la fiestas de prao con los bollos preñaos, y en la playa vaya bien que sabe también.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los bollos preñaos, para llevar, para comer recién hechos, para comer fríos...siempre están deliciosos, y los tuyos tienen una pinta deliciosa!!

    Muchos besos y te invito a visitarme!!

    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Este blog vive gracias a tí, gracias por dejar tu comentario.
Por problemas de tiempo, no participamos en cadenas de premios, pero te agradecemos enormemente que te acuerdes de nosotros