viernes, 20 de marzo de 2015

Babka

Este mes, Desafío en la cocina nos hace una propuesta dulce. La idea ha sido de Rocío, de Chismes y cacharros y tengo que decir que una vez más, ha dado en el clavo, proponiéndonos una receta desconocida para mí, pero que a buen seguro repetiré más de una vez. Se trata del Babka, un bollo tipo brioche, tradicional de los países del Este de Europa típico de Semana Santa. Suele hacerse en forma de trenza rellena de chocolate o canela.


La receta que he seguido es la de María Lunarillos, tomada del libro Jerusalén, de Yotam Ottolenghi y Sami Tamimi.

Ingredientes:

Para la masa:

265 g de harina fuerte
40 g de azúcar
60 g de agua
2 huevos medianos
7 g de levadura fresca
una pizca de sal
75 g de mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno:

110 g de mantequilla
100 g de cobertura de chocolate negro
50 g de cacao en polvo sin endulzar
50 g de azúcar glas

Amasamos todos los ingredientes, excepto la mantequilla en intervalos de 1o 2 minutos con reposos intermedios de 12-15 minutos.  Terminamos añadiendo poco a poco la mantequilla hasta incorporarla toda. La masa debe quedar fina y elástica. Hacemos una bola, la colocamos en un bol engrasado y dejamos que repose hasta que doble su tamaño.
Para hacer el relleno, ponemos en un cazo la mantequilla y la derretimos a fuego bajo. Añadimos la cobertura negra picada y removemos para que se disuelva, incorporamos el azúcar y el cacao en polvo, mezclamos bien y reservamos.
  Cuando la masa haya doblado su tamaño, la aplastamos con la mano para desgasarla, enharinamos la mesa y estiramos formando un rectángulo. Extendemos el relleno dejando un pequeño margen en uno de los lados sin cubrir para cerrar el rollo.  Enrollamos la masa en el sentido del lado más largo, Podemos pincelar con agua el borde final para que pegue mejor. Con un cuchillo bien afilado, cortamos el rollo por la mitad en sentido longitudinal. Enrollamos un lado sobre otro y colocamos en un molde alto. Tapamos con un paño y dejamos reposar.
 Cocemos a 190ºC, unos 15- 20 minutos.

Babka significa abuela en algunos países eslavos. Se dice que los pliegues de la trenza, simulan los pliegues de una falda y de ahí vendría su nombre.

 

Ahora os recomiendo que visitéis Desafío en la cocina para ver las recetas de babka de todos mis compañeros y compañeras. Ya no tendréis disculpa para hacer un bollo para el desayuno o la merienda.
El próximo desafío será salado, esperamos la propuesta de Mila y Nina de La Cocina de Camilni

17 comentarios:

  1. Buenísima pinta, una delicia para el desayuno!!!! Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Después de unas Fallas frescas y lluviosas, me llevo un pedacito de tu Babka para el café con leche que me espera ahora.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado un corte muy bonito, con la cantidad de chocolate justa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado fantástico!!!
    besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué pintaza! Me encanta Que tenga tanto chocolate. Por favor, guardame un trocito.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. menuda delicia me estaba perdiendo!!! apuntadisimo para hacer xq tiene una pinta maravillosa!!! me encanta

    ResponderEliminar
  7. un postre delicioso! no lo conocía pero parece riquisimo. tendré que hacerlo
    un beso!
    elbauldelasdelicias.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  8. Uhmmmm me encanta lo cargadito de chocolate que se ve!!!

    ResponderEliminar
  9. pero que bueno te ha quedado!! muy apetecible!! Bs.

    ResponderEliminar
  10. ¡Que rico, por Dios!
    Me ha encantado este desafío
    Besos

    ResponderEliminar
  11. que ricooooooooooooo!!! lo que estamos aprendiendo verdad?? un beso!

    ResponderEliminar
  12. Un veteado de la masa perfecto, me llevo un trozo jeje que el mio se acabó. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que rico!! Se ve estupendo, me quedo un trocito.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar

Este blog vive gracias a tí, gracias por dejar tu comentario.
Por problemas de tiempo, no participamos en cadenas de premios, pero te agradecemos enormemente que te acuerdes de nosotros