miércoles, 20 de enero de 2016

PASTA FRESCA: RAVIOLI DE CARNE CON PISTO

Comenzamos 2016 viajando a Italia en Desafío en la cocina. Rocío, de Chismes y cacharros ha querido ponernos a prueba haciendo ¡pasta fresca!
A falta de máquina, yo he tirado de rodillo. El resultado, unos ravioli un poquito más grandes que los comprados, pero deliciosos.
Ya no hay excusas: hacer pasta fresca en casa es fácil y se puede hacer sin máquina.


Para la pasta:

200 g de harina de fuerza
2 huevos

Siguiendo las indicaciones de mi paisana Noelia, de La cucharina mágica, mezclamos la harina y los huevos, amasando bien sobre una superficie de madera, hasta que la masa no se pegue a las manos. Envolvemos en film y dejamos reposar en la nevera un par de horas.

Para el relleno:

200 g de carne picada
1 diente de ajo
perejil
salsa de tomate
aceite de oliva
1 hoja de laurel
sal y pimienta

Salpimentamos la carne picada, y le añadimos un diente de ajo y una ramita de perejil machacados en el mortero. Mezclamos bien y la ponemos en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Removemos bien para que se haga la carne y añadimos la salsa de tomate y una hoja de laurel. Dejamos que se haga despacito unos diez minutos.

La receta del pisto con el que acompañaremos la pasta, podéis verla aquí
Después del reposo de la masa, llega el momento de estirarla. Enharinamos bien la superficie de trabajo (preferiblemente una mesa de madera) y estiramos la masa con el rodillo. Una vez que tengamos una lámina de masa fina, la doblamos a la mitad y volvemos a estirar por completo. Repetimos esta operación varias veces hasta conseguir una masa bien fina, yo lo hice cinco veces. Muy importante mantener masa y mesa con bastante harina, para que no se pegue.



En la mitad del rectángulo de masa estirada que hayamos obtenido, colocamos montoncitos pequeños de relleno. Pasamos un pincel mojado en agua en las intersecciones de masa que quedan sin relleno y tapamos con la otra mitad de la masa. Presionamos bien y cortamos con un cuchillo o cortapastas formando cuadraditos.
Dejamos reposar los ravioli sobre la mesa enharinada y tapados con un paño, aproximadamente una hora.



Pasado ese tiempo, cocemos la pasta en abundante agua salada, cinco minutos. Escurrimos y la añadimos al pisto que tenemos reservado. Ponemos al fuego un par de minutos y servimos.

¿Aún teneis dudas sobre cómo preparar pasta fresca en casa? Pues echad un vistazo a todas las recetas del resto de participantes de Desafío en la cocina y ya veréis como quedan solucionadas esas dudas. Pinchad AQUÍ



13 comentarios:

  1. TE HAN QUEDADO MUY BIEN.
    TIENEN QUE ESTAR BUENISIMOS.
    UN BESO

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado de lujo y acompañados con un pisto ta rico sólo pueden estar delicioso. Gracias por esta maravilla de receta. Bss

    ResponderEliminar
  3. que guay Patri, me ha gustado el relleno...

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchísimas ganas de hacer ravioli, a ver si me animo. Los tallarines muchas veces los hago, pero con la pasta rellena no me he animado. Menuda pintaza!

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado perfectos! y la salsa buenísima! un 10

    ResponderEliminar
  6. No me animé a hacer raviolis pero viendo los tuyos me entran ganas de ponerme a ello... y ese pisto qué rico!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Mi madre!! que buenos te han quedado!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. Hija qué buena mano todos tan igualitos, yo soy una apasionada de la pasta así que mira tú dónde me llegan las babas con la entrada de este mes, una receta estupenda. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Que buenos y que bonitos te han quedado , felicidades , besitos

    ResponderEliminar

Este blog vive gracias a tí, gracias por dejar tu comentario.
Por problemas de tiempo, no participamos en cadenas de premios, pero te agradecemos enormemente que te acuerdes de nosotros